Filete Mazahua

Se puede decir que sin los hongos, la gastronomía mexicana no sería lo que es. En México han sido utilizado desde el época precolombina, tanto con fines alimenticios como religiosos. Los recolectores de hongos silvestres los conocen, no por sus nombres científicos sino por los lugares donde brotan y por sus formas y colores.

Muchos estudios han comprobado que el valle de Toluca es una de las zonas donde más variedades comestibles abundan. En época de lluvias, en los diferentes mercados del estado, expenden una variedad impresionante de hongos, pero los más famosos son los clavitos, que nacen en racimos al pie del árbol, parte en la tierra y parte en el tronco. La temporada de hongos dura casi tres meses después de las primeras lluvias.

Entre las variedades está el honguito de monte, porque se da en el monte; los llamados pata de pájaro y pico de gallo, los nombran así por su parecido con alguna parte de estos animales, etc.

Del libro “Conversación en la cocina, gastronomía mexiquense”. Rosita Sánchez.

PERIODO: TODO EL AÑO

Rating del Platillo

  • (0 /5)
  • (0 Rating)